CRIO RADIOFRECUENCIA

La RADIOFRECUENCIA como terapia la definimos como un tratamiento que favorece la formación de nuevo colágeno mediante un calentamiento profundo de la piel.
 
LA CRIO-RADIOFRECUENCIA como terapia:
Esta terapia entrega más energía que cualquier otra radiofrecuencia pero se debe controlar con frio. Permite ingresar (-) menos 10 grados desde el cabezal a la dermis; mientras este mismo al ser multipolar incrementa mucho la temperatura interna esto hace que se genere un choque en el interior de la piel por la combinación del frío externo con el calor
interno. Asi se produce un “SHOCK TERMICO”, generando un instantáneo tensado de la piel. Este Shock tiene un efecto desintoxicante aumentando la oxigenación de los tejidos al producir dilatación de los vasos que irrigan la piel.
 
¿Como Funciona la CRIO-RADIOFRECUENCIA?
Funciona emitiendo radiofrecuencia cuando los polos estan a temperaturas BAJO CERO con un efecto FRIO-CALOR. Esto provoca la contracción del tejido y la estimulación de la producción del colágeno y la elastina obteniendo el EFECTO LIFTING INSTANTANEO de manera NO INVASIVA.
 
APLICACIONES
- FLACCIDEZ FACIAL Y CORPORAL
- CELULITIS
- REJUVENECIMIENTO DE LA PIEL
- ADIPOSIDAD LOCALIZADA
 
BENEFICIOS Y RESULTADOS ESPERADOS:
 
  • Tensado instantáneo y duradero a largo plazo de la piel.
  • Durabilidad a largo plazo sin secuelas dañinas.
  • Estimulación del colágeno y elastina para lograr reafirmar la piel
  • Rejuvenecimiento de la piel.
  • Combate la flaccidez y da firmeza a los tejidos.
  • Aumento de la circulación que mejora el tejido subcutáneo graso facilitando su eliminación.
  • Promueve la lipolisis y refuerza la estructura dérmica para eliminar la celulitis.
  • Reduce el volúmen y modela el cuerpo.
  • Previene la aparición de celulitis y adiposidades localizadas.
  • Energía focalizada con exactitud en zona a tratar.
  • Sesiones rápidas / seguras / NO INVASIVAS e indoloras.
  • Resultados rápidos y visibles de inmediato.
  • Aplicable en cualquier época del año y para todo tipo de piel.
La duración de la sesión es de una hora y se recomienda aplicar con una frecuencia de 15 a 21 días (en la misma zona)